Masterclass de Copywriting con Don Draper

Alicia Ruiz

En Copywriting /

Hay muchas razones y muchas formas de iniciarse en la profesión del copywriting y la inmensa mayoría no son empezando con el pie derecho. Un escritor amateur pasa la vida dando palos de ciego hasta que evoluciona a redactor publicitario o, como decimos los más postmodernos, a SEO Copywriter.

En la búsqueda de herramientas gratuitas y cursos de copywriting para mejorar la habilidad narrativa, muchos valientes se pierden en el camino y caen en las profundas tinieblas de Google. Y hablo de ”ellos” y no yo, porque a los copywriters que estamos algo más puestos al día en SEO poco interés nos despiertan los cursos que patrocinan los buscadores.

Pero entonces… ¿Dónde encontrar los mejores cursos de copywriting? 

Pues mira, mal empezamos si has llegado hasta aquí haciéndote esa pregunta sin saber quién es Don Draper, nuestro máximo exponente de la creatividad publicitaria (al menos para los copys más frikis). 

Cómo te decía al principio: Hay muchas razones y muchas formas de iniciarse en la profesión del copywriting, pero la más inspiradora es conociendo a Donnald Draper. Bueno él, al fin y al cabo, es ficticio, es solo un personaje. Si de verdad buscas un buen curso de copywriting y una perfecta iniciación a este mundillo déjame recomendarte la serie donde aparece, la serie de televisión Mad Men.

Don Draper Copywriting

Sí, ya lo sé. Ahora se me echarán los lobos encima: los copys más experimentados me dirán que estoy requete-manoseando un cliché, los haters de cuna me dirán que cómo puede una serie basada en los años 60 enseñar SEO Copywriting, y los niños rata me dirán ok boomer.

No pasa nada, yo soy una mujer de recursos y tengo respuestas para toda la mierda que me echen encima. Si has visto o conoces la serie, ya tendrás claro que el personaje de Donnald Draper no refleja precisamente un modelo social. Pero hoy no voy a hablarte de cine ni de sociología (aunque me encantaría). 

Vamos a hablar de la evolución de la publicidad en la economía global, de cómo influye el copywriting en todo ese proceso y cómo actúa Don Draper, este redactor publicitario, para que ocurra este cambio en la historia y convertirse en el mejor copywriter de su tiempo. 

¿Nos ponemos manos a la obra? Vamos a la analizar cómo entiende Don Draper la publicidad en la serie de televisión Mad Men.

Haz de tu vida, tu mesa de trabajo

Igual suena un poco agobiante porque puede parecer que nunca desconectas… Y en realidad es así. Un copy al que le encanta crear y ama esta profesión casi más que a su vida, sabrá a qué me refiero.

Tu día a día está lleno de inspiración: de emociones, de momentos, de ganas de vivir y de llorar. Tu trabajo es transmitir esas mismas sensaciones cuando escribes en nombre de una marca, y por eso es imprescindible no desconectar cuando nos sentamos al teclado.

No hay nada que conecte más con el lector que la realidad cotidiana. Por eso mostrarte a ti mismo cuando escribes, aunque de primeras la idea suene a vértigo, genera una inevitable atracción. Hablar de valores y emociones le pone alma a una marca, y si te dedicas a la publicidad ya sabes el mantra: Ninguna compra es racional, sino emocional.

 

Atención, spoiler inocente: En esta escena, Don Draper debe presentar un anuncio revolucionario de Kodak. El producto en cuestión es un proyector que va pasando diapositivas fotograma a fotograma, colocadas a lo largo de una especie de rueda. El reto aquí es llamar la atención con algo aparentemente novedoso y emocionante. ¿Puedes imaginar como lo hace Don? Pues mira el vídeo.

Piensa en publicidad hasta cuando hagas popo

Muy conectado con el punto anterior: La publicidad debe ser tu forma de mirar el mundo. Los medios de comunicación, las revistas o las redes sociales no te interesan por lo que dicen sino por cómo lo dicen. Tu mirada debe estar puesta ahí, pendiente de la forma sea cual sea el contenido.

Es imprescindible estudiar la competencia y analizarla para posicionarse, pero sobretodo para diferenciarse. Entre productos que están en la misma línea y de la misma categoría la única forma de destacar es siempre estar a la vanguardia y transmitiendo un enfoque distinto. Resumiendo: siendo los primeros en decir lo de siempre pero con otras palabras.

Copywriting

Una idea es un proyecto 

No te subestimes: Tú eres una mente creativa. Mucho cuidado con ir por ahí regalando tu trabajo o venderlo a menos de lo que mereces, porque hay mucha marca que se frota las manos mirándote desde su ventana, esperando que ‘’becarios’’ como tú os echéis a sus brazos.

Protege todas tus ideas por improbables o absurdas que te parezcan en el momento, porque quizá el día que tengas más herramientas, conocimiento o poder las podrás llevar a cabo y pueden darte más resultados de los que ni imaginas. 

Adelántate a los acontecimientos y si puedes permitírtelo trabaja en tu idea como el proyecto mejor pagado de tu carrera, que para eso es tuya. Te quitas horas de sueño, que eso es tiempo perdido, y listo.

La satisfacción de ver como tus proyectos crecen te va subir la autoestima como copy y como persona, y si no que se lo digan a Don Draper.

0 Comentarios

Dejar comentario